Acceder
Inicio
Comunidad
Artículos
Eventos
Utilidades
Foro
iMony: Meh, prefiero las...
iMony: Uh. Esto pinta muy...
iMony: Guau! Luego ire...
iMony: Gracias! Enviado...
iMony: Wow que sexys. Enviado...
xuisi!!: No me ha gustado...
Equipo
Vacantes
Contacto
Términos y Condiciones
Ella... (Leído 104 veces)
‹‹ Regresar
1
Reportar Tema
Charles
Mensajes: 6
Respetos: -
Estado: Offline
Publicado hace 8 meses
[ltr]Era un día cálido, común como cualquier otro, no se notaba la diferencia de que algo sucedería. [/ltr]

[ltr]Pero me equivoqué, algo sucedió. Y es que en ese día en común alguien apareció. No era una persona igual a las que he conocido. Inexplicablemente me atraía, tenía secretos que yo debía conocer a como de lugar y sin importar las consecuencias.[/ltr]

[ltr]No obstante, así como el verano dando paso al otoño, ella desapareció. Sin dejar huella, o forma alguna de poderle encontrar, era imposible volverla a ver. Ese fue mi pensamiento durante los últimos meses luego de su partida. Aunque apenas nos encontramos un par de veces, algo en mi corazón decía que ella era especial.[/ltr]

[ltr]Pudo ser algo del destino, o una casualidad - aunque yo no crea en las casualidades - pero volvió a aparecer en una fría noche de invierno. Sin perder tiempo, traté de conocerle cada día para poder tener la certeza de que mi corazón no se equivocaba.[/ltr]

[ltr]Y así fue, nunca se equivocó; Su dulzura era algo increíble, su personalidad era admirable, su voz era un canto celestial que podría calmar a la bestia más salvaje. Lo interesante, es que ella compartía muchas cosas en común conmigo, algo que nunca pasó en mis años de vida.[/ltr]

[ltr]Sin embargo, si bien era lo que me importaba, no era lo que a mi corazón le atraía. A mi corazón le atrajo su oscuridad: Oculta en lo más profundo de su subconsciente, algunas veces hacía acto de presencia. Su oscuridad era algo que mi corazón anhelaba... y temía.[/ltr]

[ltr]Es difícil pensar que su oscuridad puede eclipsar a la mía, que podría darme terror y a la vez atraerme con gran facilidad. Noté que estuvo en las entrañas del infierno una y otra vez, que muchas veces trató de darle fin a su existencia pero después de todo no lo hizo. Y es curioso, que yo, estando en el infierno, nunca la haya visto. Quizá sufrió en los niveles más profundos del infierno, en los cuales la cordura y la paciencia desaparecen, haciendo que el individuo se deslice lentamente hacia la locura.[/ltr]

[ltr]Perfecta, perfecta, haces que me hierva la sangre. Era lo que yo pensaba cada vez que me encontraba con ella. Ella quizá no lo sepa, pero cada día me atrapa y me arrastra al borde de la locura. [/ltr]

[ltr]De igual forma, siento su miedo: que la abandonen o la hagan sufrir. Y es difícil poderle explicar que soy distinto a los demás si ha vivido de promesas incumplidas de gente que creía amarle pero que nunca fue así.[/ltr]

[ltr]Así que simplemente me limitaré a observarle en silencio, acompañándola cada día que me sea posible y haciendo que se sienta segura y que confíe en mí. Después de todo, yo tengo ese mismo miedo y comprendo lo que ella padece.[/ltr]

[ltr]En un futuro, ambos podremos estar juntos, pese a lo que todos digan y ante la incredulidad de muchos, finalmente ser felices.[/ltr]
‹‹ Regresar
1
Reportar Tema